Provos

Cerca del 40% de los desplazamientos efectuados en Amsterdam son en bicicleta. La mayoría de las calles tienen vías ciclistas, y existe una gran cantidad de lugares en los cuales estacionar. No es de extrañar, por lo tanto, que en la capital de los Países Bajos, el número de bicicletas supere al número de habitantes.

¿Por qué?

Se podría buscar el origen de esta costumbre en la crisis del petróleo,  siendo la bicicleta la solución a los precios desorbitados del momento: entonces, ¿por qué el uso de la bicicleta no se popularizó en la mayor parte del planeta?  Ideas como la peatonalización, las vías ciclistas, altos impuestos al coche, la limitación de plazas de garaje de automóvil en el centro…que hacen todas ellas de la ciudad un lugar más saludable y menos hostil a las personas: ¿por qué son medidas popularizadas y ahondadas por neerlandeses?

En un principio, la bicicleta era un vehículo al alcance de unos pocos. En 1896  a un obrero le suponía invertir el sueldo de tres meses en su compra, trece años después, y con la proliferación de fábricas en el sector, bastaba con  el sueldo de un mes. Poco a poco, la bicicleta fue convirtiéndose en un medio de transporte al alcance de la clase obrera, lo cual popularizó este instrumento en ciertos puntos de Europa como Francia, Inglaterra,  Alemania o Benelux. No fue hasta los años 20 que aparecieron las primeras fábricas de ciclos(antiguas empresas armeras de Euskadi reconvertidas) en España. No es de extrañar, por lo tanto, que la primera carrera en España(Volta Ciclista a Catalunya) se celebrara con 52 años de retraso respecto a la primera, la Paris-Rouen. El retraso en la producción de ciclos, al igual que el parón lógico de la industria durante la guerra civil y la posguerra, fue decisivo. Los primeros visos de recuperación económica llegaron en la época de los sesenta; pero con ella también llegó masivamente el automóvil.


En este gráfico obtenido de un informe del Banco Mundial  se puede apreciar un descenso notable en el porcentaje de usuarios de bicicleta. Este tiene su origen en la ocupación nazi de ambos países: Alemania era la locomotora, y  el coche un símbolo del avance de la gran maquinaria del III Reich. Por ello exportaron su modelo de segregación de la bicicleta en carriles específicos. Estos carriles, hoy considerados una conquista, fueron un medio para reducir el uso de la popular bicicleta. A diferencia de los actuales, los de entonces fueron construidos sobre las ruinas de ciudades destruidas.

Con la llegada de los coches los ciudadanos fuimos condenados a transitar por un espacio reducido: la acera. El paso se da en la Regulación del Tránsito Vial del Reich(RStVO) de 1934.  El dato de que las  Autobanhs  fueran apodadas “las vías de Adolf Hitler”, y  las ciclovías  “las vías del hombre pequeño” es significativo.  Por aquel entonces la proporción de bicicleta-coche era de 20 sobre 3.

Con estos datos pretendo demostrar que la situación de la bicicleta en los años anteriores a la guerra creó en sociedades como la neerlandesa una cultura de la bici. ¿Por qué vieron ellos la bicicleta como alternativa después de la crisis del 73 y no los españoles? La cultura de la bicicleta en España no llegó a existir por los motivos expuestos anteriormente. La primera temporada de Verano Azul no llegó hasta 1981, demasiado tarde, ¡aún para dar solución a una crisis con efecto retardado!

¿Recordaron los neerlandeses en el 73 que treinta años atrás circulaban sin combustible?  ¿O es que tal vez fueron contaminados por un movimiento contracultural neerlandés, los Provos,  entre los años 65 y 67?
En los Países Bajos de la posguerra se produjo un importante boom económico,  De ahí surgieron los nozems, una tribu urbana de jóvenes apáticos y consumistas, aficionados a su moto, el rock’n’roll y a las peleas con la policía.  En cierta manera similares a los Teddy Bears británicos, e incluso a los mods.

El sociólogo Buikhuizen acuñó el término Provo en una descripción condescendiente de los Nozens. Roel Van Duyn, un estudiante de filosofía, escribió: Es nuestra tarea convertir su agresividad en concienciación revolucionaria. Inspirado por el anarquismo, el dadaísmo, el filósofo alemán Herbert Marcuse y el Marqués de Sade, este joven y tímido intelectual se convertiría en la mayor fuerza detrás de la revista Provo y en el mayor teórico del movimiento emergente.  El co-fundador de Provo fue  Robert Jasper Grootveld, un extrovertido limpiacristales más interesado en la magia que en Marx,y que defendía el uso de  las artes escénicas y los Happenings para despertar a una sociedad adormecida en el consumismo.

A finales de los 50 Grootveld ya era conocido por sus performances en la ciudad.  Por ejemplo, para demostrar el poco conocimiento que tenían sobre la marihuana aquellos que se la prohibían, se reunía en la calle junto a sus seguidores y simulaban fumar porros. En realidad utilizaban hierbas legales, pero lograban embaucar a la policía y satirizarla ante la prensa y la opinión pública. Junto a otros provos llegó a vender marihuana como acto subversivo. Consideraba que la sociedad occidental padecía muchas adicciones insanas. Una visita al hospital le hizo ver que la peor de estas adicciones era el tabaco, motivo por el cual se convirtió en activista anti-tabaco. Inició una batalla individual contra la industria tabaquera escribiendo la palabra cáncer en todas las vallas publicitarias de tabaco de Amsterdam. Fue arrestado, y una vez puesto en libertad continuó en su particular batalla: entraba a estancos y colocaba trapos impregnados en cloroformo, desprendiendo un terrible olor por los establecimientos mientras asustaba a la clientela tosiendo, hablando de hospitales, del tabaco y sus consecuencias para la salud. El excéntrico propietario de un restaurante decidió apoyar a Grootveld en su cruzada anti-tabaco, ofreciéndole un local desde el cual realizar su activismo.  Decepcionado por la poca repercusión mediática de sus performancesprendió fuego al local como colofón.

Poco después se desplazó a Spui, una plaza en la cual había sido ubicada una estatua donada por una empresa tabaquera. A las 12 de la noche aparecía con extrañas ropas, adorando a la estatua y trazando círculos mágicos en rededor suya mientras era aplaudido por sus seguidores(entre los cuales se encontraban muchos nozens e intelectuales), curiosos y policías(los cuales, de forma involuntaria, eran parte importante de todo happening).


En una noche de mayo del 65 Van Duyn apareció en una de las actuaciones de Grootveld  y empezó a distribuir panfletos del movimiento Provo, al cual se unió Grootveld con pasión. Pronto empezaron a distribuir una revista mucho más elaborada, desde la cual comenzaron a defender sus posturas y a publicar los Planes Blancos. La filosofía blanca consideraba  al trabajo algo obsoleto( Provo simpatizaba más con el yerno anarquista de Marx, Paul Lafargue, autor de El derecho a la pereza).

Algunos de los Planes Blancos más notables son:

-Plan de las bicicletas blancas: Ideado por Luud Schimmelpenninck, proponía cerrar el centro de Amsterdam al tráfico motorizado a la vez que se aumentaba el transporte público en un 40% y se  forzaba a los taxis a ser eléctricos y no superar los 40 km/h. También defendían la compra anual de 20000 bicicletas para el uso gratuito de todos los ciudadanos. Al no ser aceptado su plan, tomaron 50 bicicletas, las pintaron de blanco y las dejaron por la ciudad para el libre uso de las personas. La policía incautó las bicis, ya que una ordenanza municipal afirmaba que no podían dejarse bicicletas sin candado en las calles. Por ello, los provos volvieron a poner las bicicletas en las calles. Eso sí, esta vez con un candado cuya combinación estaba pintada sobre el propio vehículo.

-Plan de las mujeres blancas: Desarrollado principalmente para prevenir embarazos indeseados Este plan defendía la apertura de clínicas, promocionadas por las autoridades, y  que ofrecieran anticonceptivos e información médica. ¡Para los provos llegar virgen al matrimonio era una irresponsabilidad!

-Plan del pollo blanco:  Proponía desarmar a la policía(los pollos) y que esta dependiera(y fuera elegida democráticamente) del consejo municipal. La policía,más que un guardia, sería un trabajador social que se desplazaría en bicicleta repartiendo primeros auxilios, pollo frito y anticonceptivos. Este plan fue ideado a consecuencia del aumento de las medidas represivas por parte del cuerpo policial de Amsterdam ante los Happenings de los provos.

-Plan de la vivienda blanca:  Clamaba por el fin de la especulación y el uso de viviendas vacías por squatters. También recomendaba métodos de construcción de viviendas más económicos.

-Plan del cuerpo blanco:  Proponía denunciar la muerte de peatones pintando con tiza la silueta del fallecido en el lugar del accidente.

-Plan de la chimenea blanca: Altos impuestos a los contaminadores y pintar sus chimeneas de blanco.

-Plan de los niños blancos: Guarderías gratuitas.


Los provos también comenzaron a reunirse ante otra estatua, la dedicada al héroe colonial Van Heutz,  el cual consideraban un criminal de guerra y un  imperialista. Estos Happenings estuvieron muy ligados a la guerra de Vietnam, ante la cual protestaban desde un punto de vista humanitario y no por identificarse con el Vietcong. De hecho, reprendieron a los que así lo hicieron. De esta forma lograron aglutinar más activos desde la izquierda.

La monarquía también sufrió la ira de los provos. Mientras la barca de los monarcas surcaba las aguas de los canales de Amsterdam, los provos lanzaron panfletos aludiendo al pasado nazi de algunos miembros de la Familia Real. Durante el Día de la Princesa(en el cual, la reina ofrecía un discurso ceremonial) los provos propagaron un falso discurso en el cual la Reina Juliana declaraba haberse pasado al anarquismo y estar negociando una transición de poder con Provo. Varios integrantes del movimiento se situaron ante las puertas del palacio para debatir con la reina sobre su comunicado pero sólo apareció la policía. El momento de mayor tensión antimonárquica se produjo ante la boda de la princesa Beatrix y el alemán Claus Von Amsberg, militante de las juventudes hitlerianas en su juventud. Comenzaron a circular rumores sobre que acciones tomaría provo ante la misma: añadir LSD a los depósitos de agua de la ciudad, disparar a la comitiva con pistolas de pintura, arrojar estiercol en el lugar del evento o drogar a los caballos del desfile. El Estado esperaba grandes acciones terroristas y medios de comunicación extranjeros ofrecían dinero a los provos por desvelar un plan…¡inexistente! Pocos días antes de la boda los provos desaparecieron para evitar detenciones y decidir como actuar. El día del casamiento, disfrazados de respetables ciudadanos se infiltraron entre las masas y arrojaron bombas de humo.

El diario De Telegraaf consiguió aunar por primera vez a provos y proletariado: mintió al afirmar que un trabajador había sido asesinado por un compañero de trabajo en vez de por un policía.  Una turba cargó contra las instalaciones del periódico.

En agosto de 1966 el Jefe de la Policía fue despedido al no tener ya ningún control sobre la ciudad(centenares de personas eran arrestadas cada semana en las protestas). En mayo de 1967 el alcalde fue expulsado a su vez. Provo, que había pedido la marcha del alcalde, fue liquidado por  Grootveld y Rob Stolk(editor de la revista Provo) una semana después. ¿Los motivos? Probablemente la desunión producida en el movimiento después de que Van Duyn, con cierto pragmatismo, decidiera defender las reformas de Provo como edil, traicionando las ideas anarquistas y a los provos de la calle, haciendo que el sistema los asimilara.

En la actualidad podemos apreciar como se empieza a defender la cultura de la bicicleta en otros lugares del mundo, con mayor o menor acierto.  Los ciudadanos lo estamos demandando. Conozcamos su historia, conozcamos que empezó con los provos y que es lo que defendían.

La sociedad neerlandesa pasó de ser puritana antes de los 60 a una de los lugares más liberales y secularizados del planeta. Hoy en los Países Bajos se está proponiendo prohibir el squatting(una práctica que es legal en pocos lugares, pero que allí es posible: si una casa está deshabitada más de 12 meses y el propietario no da visos de hacer uso de ella, puede ser ocupada), las setas alucinógenas, los velos musulmanes en los lugares públicos o hablar un idioma distinto del neerlandés en las calles. Se está empezando a incentivar a la policía con primas en base a número de inmigrantes ilegales detenidos. ¡Sé quiere reconocer el derecho a rezar en el centro de trabajo! Todos los logros de los provos están hoy en peligro.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

10 comentarios to “Provos”

  1. avellanal Says:

    Realmente muy interesante la reseña histórica.

    Estimular el uso de un medio de transporte más ecológico en los centros urbanos me parece una acción encomiable. Si bien no pasarán muchos años hasta que se agoten las reservas mundiales de petróleo, su reemplazo viene por el lado de los biocombustibles, que presentan otro tipo de problemática no relacionado tan directamente con el cuidado del planeta, sino con la demanda internacional de alimentos.

    Con respecto al “squatting” he de decir que es una práctica, desde mi punto de vista, aunque reconozco que se presta a mucha polémica, justa. Con distintos plazos -mucho más prolongados, claro- y con algunas diferencias de regulación, es básicamente lo que en los códigos civiles modernos se conoce como “prescripción adquisitiva”.

    Me ha causado muchísima gracia la propuesta de que la policía reparta pollo frito a la ciudadanía montados en bicicleta.

    Por último, a mí lo del derecho a rezar en los centros de trabajo me parece un tanto abusivo, pero en casos de que la jornada laboral sea muy extensa, tampoco resultaría descabellado. No es sino el anverso o el complemento del derecho a llevar los velos musulmanes en los lugares públicos.

  2. Arenow Says:

    Vaya un genio ese Grootveld! Los planes blancos merecen un revival con todas las de la ley.

    Un post genial, magistral lección de historia.

  3. pads Says:

    Holanda debería ser un espejo en el que deberíamos mirarnos, quizá lo de las bicis no sea tan importante, pero sí en muchas otras cosas.

    Por otro lado, todo el mundo se queja de lo poco que se va en bici en España, pero, aparte de que muchas veces es casi un suicidio (yo he hecho bastante ciclismo) muy poca gente se anima a coger una bici. Yo mismo me lo he planteado varias veces, para sustituir el transporte público, y nunca me decido… eso sí, voy andando a casi todas partes, dentro de las limitaciones de tiempo

  4. instan Says:

    Independientemente de mi opinión sobre el movimiento de los provos, que es algo que desconozco, me parece un análisis muy interesante. Su mayor interés radica en encontrar motivaciones económicas y estructurales a una cultura del trasporte, lo que me parece un magnífico ejercicio de ciencias sociales.

    Pero lo que más me interesa es tu conclusión final. Ciertamente hay una involución puritana. Si bien yo creo que buena parte de esa evolución de los sesenta es falsa y en buena medida contribuyó al desprestigio y desmantelamiento de la izquierda a finales de siglo. Pero lo preocupante no es un regreso al puritanismo en países que ya lo eran, sino que aparece también en países que en principio no lo eran. Y pero aún que ese puritanismo está revestido de falso progresismo, y que es transversal, viene dado desde los progresistas y conservadores, desde la derecha a la izquierda pasando por el centro, si dejamos de lado a los extremos y antisistema.

    No se trata de la moral tradicional enfrentada a una sociedad más abierta, libre o como se quiera llamar. Es una nueva moral, que retoma lo más arcano y rancio, pero a la vez arropada con elementos modernos.

  5. kleefeld Says:

    Fascinante, fascinante.
    Más allá de la estructura del texto en sí, que salta de un tema a otro con un dominio magistral, lo cierto es que el contenido, y las múltiples anécdotas, están explicados con una sencillez y una concreción envidiables.
    No conocía ni de refilón la historia de los Provos y me ha dejado boquiabierto. Demuestra una vez más que la Sociedad, lleve el nombre que lleve, y esté donde esté, no avanza no porque no pueda, sino porque no quiere. El mejor modo de luchar contra el absurdo es sirviéndose del mismo absurdo, reflejándolo a través de una performance, un happening, o lo que sea.
    Muy chulo.

  6. carla Says:

    Gran entrada! Me has recordado a aquellos míticos hilos de itaqua que hablaban de movimientos juveniles del año de la picor. Todo muy interesante y bien contado ;).

    Los provos, putísimos amos, por las ideas, por el humor.

  7. Guido Says:

    Poco puedo decir salvo que me ha resultado fascinante. Una muestra del activismo necesario en estos días, no un activismo violento y destructivo que no hace más que afirmar las mentiras que se vierten desde el conservadurismo acerca de quienes deseamos el cambio social, que muestra como alternativa frente a la desquiciante situación que tenemos no algo pleno, maduro y sensato, sino vidrios rotos y piedras.

    Necesitamos darnos cuenta de que el Rey está Desnudo. Necesitamos reírnos de las convenciones sociales, ridiculizarlas, estirarlas al máximo y mostrar lo absurdas que son. Necesitamos promover nuevas soluciones, no caminar por los trillados senderos de la izquierda monolítica y aplanadora.

    Los fundadores de Provo han pasado a formar parte de mi panteón secular.

  8. Al Says:

    Muy interesante el post, en realidad desconocia todo esa historia y me pareció de lo más enriquecedora. Si bien el uso de la bicicleta está emergiendo en europa (a diferencia de algunos paises asiaticos donde es mucho más común) en otros paises como los americanos, es practicamente reducido a una actividad lúdica de fines de semana y en campos abiertos. Me gusta la idea de renta de bicicletas que se usa en Barcelona o Paris, por ejemplo. La crisis del petroleo no está tan lejos como se cree, es una realidad eminente, y opciones tenemos que tener.

    Sobre como estamos viendo regresar al conservadurismo y la xenofobia a los paises desarrollados, en lugar de seguir por el camino de las libertades y la tolerancia, bueno, es una realidad, muy triste, ciertamente. Y solo queda en ustedes, la juventud europea, tratar de cambiar esa mentalidad.

  9. Knut Says:

    Eran otros tiempos.

    Desconocía toda esta historia que cuentas, aunque si uno escarba un poco en la historia del siglo pasado se encuentra con mucho de esto. Leyéndote me he acordado de los situacionistas, fíjate.

    Casulamente me he comprado hace poco una bici, en realidad he comrpado una para toda mi familia. Aunque lo cierto es que yo la quiero para el campo, jejeje.

    Es triste el ver cómo vamos cíclicamente volviendo sobre lo mismo, parece que nos quedamos anclado en aquello que hablaba Lucrecio al respecto el progreso.

    En otros momentos el nihilismo daba para algo, al final de todo aquel caos emergían intentos políticos decentes, pero hoy en día el mero concepto de política es algo pérfido o inutil. Es malo tener ideas políticas fuera de lo burocrático, quizás porque ella misma sea una burocracia, no lo sé.

    Un abrazo!!!

  10. Acner Says:

    Bueno, hermano, aquí en la República Dominicana, con el calor que hace, me derrito si vengo al trabajo en bici!! 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: